martes, 12 de enero de 2016

David Bowie - Random







98. David Bowie | Space Oddity | 5:04 


Una tarde no aguanté más esos holas y adioses silenciados. Tomé un bus y fui al encuentro de ella, sabía que era algo riesgoso, una puerta y un final boss que sería difícil de cruzar. Viajé muchas horas sin una dirección exacta, sólo un número de celular de hace dos años. Al llegar a destino, busqué unas monedas al fondo del bolsillo interior de mi chaqueta. Durante las veintidós horas de viaje no pude dormir, leí hasta que apagaron las luces y luego escuché música procurando no pensar demasiado en el futuro…





4. David Bowie | Starman | 4:20 


La conocí en un taller de poesía de la universidad. Estudiaba Sicología, luego se cambiaría a Medicina. Le regalé un cuento que había escrito y enviado a un concurso, yo acababa de llegar a Literatura, me gustó en el acto. Al verla pensé: “No es lo mismo salir de un cuarto que…”. Cada vez que cruzo una puerta pienso lo mismo, ¿por qué no fundamos ese lenguaje y ese mundo extraño para los dos, demasiado bueno para ser real? Su padre nos encontró durmiendo en la habitación que ella arrendaba en la ciudad. Escuchá- bamos a Bowie abrazados y sin ropa, creíamos que estábamos por encima de todo y todos. Creo que eso le molestaba a su padre. Por eso decidió llevársela. Ella dijo no creer en la culpa, pero al final los argumentos de su viejo pesaron y se largó. Jamás respondió a mis llamadas, ni siquiera un correo. Dejé de intentarlo, así como dejé de esperar lo mismo de mi padre en un momento. Creo que esa ausencia es al final la escritura más generosa de todas. Al llegar a cada estación o aeropuerto, a veces al mediodía y otras tantas de noche (los extraño y para no olvidarlos trato de dedicarles alguna línea, quizá a eso se refería ella con crear un lenguaje y un cuarto propio para albergarlos a todos, una pieza menos cerrada que aquella habitación de enfermo que tuve de niño con un televisor, unos Gijoes y un Nintendo con sus controles cuadrados como único contacto con el mundo)

martes, 1 de diciembre de 2015

Fotos y texto de presentación de Ivan Salas Madrid sobre Daniel Rojas Pachas durante los premios regionales de Cultura






Texto de presentación preparado y leído por mí sobre Daniel Rojas Pachas, en ocasión del premio regional de arte y cultura. En esta foto Daniel agradeciendo el premio.
No tengo registros de la vida terrena anterior de Daniel Rojas Pachas (Averiguar esto será una tarea ineludible para aquellos historiadores y críticos que quieran desentrañar los misterios de uno de los apogeos más importantes de la literatura de Arica Parinacota), no tengo registros ya que para mí el relato de vida de Daniel parte “in media res”, cuando por allá por finales de la década anterior, en el círculo virtuoso de la comunidad regional de profesores de lenguaje, se implementa un convenio con la Universidad de Tarapacá para incorporar en nuestras actividades a un grupo de alumnos y alumnas de último año de pedagogía en lenguaje y comunicación. Este grupo venía naturalmente liderado por este personaje que llega con la misma figura de lobo estepario que hoy pasea por nuestra región, por Chile y por América en cuanta actividad literaria pudiese existir.
En esa época de inmediato noté que estaba en presencia de un ser diferente, ya desde su forma de hablar, cuidada y llena de acentos americanos, como también en el aporte teórico y práctico a la comunidad de docentes de lenguaje.
Desde esas remotitudes me considero su compañero de ruta y por eso estoy ante ustedes en esta noche de merecido reconocimiento.
Presentar a Daniel es hablar de una simbiosis extrema entre un marco teórico exorbitante y una praxis delirante, ya que tenemos ante nosotros a un “homo sapiens” hambriento de saber, de explorar, de conocer y a la vez a un “homo concretus” que ha ayudado con su “Editorial Cinosargo” y su casi centenar de publicaciones, a que nuestra región esté en estos momentos en lo más alto del ranking nacional en cuanto a la edición de libros.
Este simbiótico ser quiero resumirlo también como un “homo literatus ideal”, que no se queda sólo, ni solo, en una acabada formación académica y literaria, sino que logra productos concretos con múltiples obras poéticas , obras narrativas, ensayos, artículos, ponencias, presentaciones, viajes, organización de ferias, participación en congresos, seminarios, talleres, etc. ( y en el etcétera afortunadamente consideramos otra variopinta cantidad y calidad de actividades que sería largo detallar).
Por otra parte, Daniel también es un “homo sociabilis” constituyéndose como uno de los líderes naturales de una nueva y buena generación de escritores jóvenes que nos sorprenden cada vez con una literatura irreverente, multimedial, atingente, conectada con la cultura juvenil y dispuesta a jugarse tanto en los salones más refinados como en los más sórdidos antros de la realidad local.
Finalmente tengo que decir que Daniel es sobretodo un “homo futurus” que no tiene frontera, ni límites, ni claridades ni oscuridades, sólo tiene porvenir y eso lo hace más que merecedor de este premio regional de arte y cultura. Muchas gracias.
ATENTAMENTE
Iván Salas Madrid
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...